Storytelling: qué es y cómo usarlo

Escrito por Agus Pereyra

que es el storytelling

Conoce los planes y precios que ofrece SiteGround:

El storytelling es un comodín muy útil para usarlo en marketing, gestión de equipos de trabajo en una empresa, en el ámbito político, para escritores novelas o, incluso, para creadores de contenido. 

En el acerca de mi de tu sitio web o en publicaciones en redes sociales, en tu blog o en las conferencias que dictas. El storytelling hace parte de nuestras vidas, más de lo que somos conscientes.

¿Qué es el storytelling?

Es la capacidad de retener la atención de quien te escucha o te lee, por medio de una historia. También hace que la historia sea interpretada por el receptor, de la manera en que se pretende.  

Antes de continuar, debo hacer una aclaración: el storytelling no fue creado para manipular. Sino para darle un rumbo a la historia, a fin de transmitir un mensaje correcto a la audiencia. 

Tiene el propósito de conectar con las emociones del lector, o del oyente, y con un problema que éste tiene y trata de solucionar.

Esta intención de dirigir la historia hacia dónde se quiere, se logra dando diferentes perspectivas, puntos de vistas llamativos, el orden en que se cuentan los hechos, el formato utilizado, la finalidad con que se cuenta y la duración de la historia. 

En pocas palabras, el storytelling es la posibilidad de convertir una historia común y corriente en una buena historia. 

Por último, debe quedar en claro que el storytelling es una habilidad, no una profesión. Y como tal, toda persona puede desarrollarla y aplicarla en su propia marca. 

¿Para qué crear historias?

Hoy en día, la atención es un recurso escaso por el que todas las empresas o emprendimientos del mundo luchan por obtener. 

Cada persona, como usuaria de internet, consume contenido porque le parece relevante, le interesa lo que dice o le importa. Estas piezas de información, ideas y mensajes que las personas consumen es el contenido: la razón por la cual vivimos en internet.

Las historias son la mejor manera de crear contenido relevante y útil para tu audiencia. Capta su atención, los hace parte del relato y les invita a realizar una acción concreta. 

¿Qué hace que una historia sea buena?

Una pregunta que seguro te estás haciendo, o pasó por tu cabeza al menos una vez. 

Una historia es buena por el mensaje que transmite. Y para que ese mensaje llegue a la persona correcta en el momento adecuado, el storytelling es la herramienta por excelencia. 

Hechos, objetivo y obstáculos son elementos claves de una buena historia. 

La fórmula básica es:

“Había (personaje) que siempre (contexto), pero que un día (obstáculo) por lo que (objetivo), hasta que finalmente (superación).”

A modo de introducción al storytelling, tienes que saber de antemano que existen dos tipos mundos: el ordinario, donde vivimos a diario y conocemos con lujo de detalles. Y el mundo especial, que es el lugar donde las cosas extraordinarias pasan. En este mundo, es donde ocurren las historias.

para que sirve el storytelling

Elementos de una historia

1. Mensaje

El mensaje no se dice, se interpreta. Y es lo primero que debes definir antes de empezar a escribir una historia. 

Toda la narrativa previa que realizas, hasta que llega el momento de dar el mensaje, es lo que prepara la correcta interpretación.  

Vamos a algo práctico. Supongamos que eres un coach y estás redactando el apartado de about me de tu sitio web. El mensaje que quieres transmitir es que “la vida te presenta señales para transformar tu realidad”.

Entonces, cuentas cómo llegaste a transformarte en coach, describiendo situaciones como “el primer contacto con el libro que te cambió la vida” o “el encuentro con esa persona que te hizo ver las cosas de otra manera”. 

Estos actos dentro de la trama, son los que preparan al lector para descifrar por sus propios medios el mensaje que viene detrás. Y tú, como expliqué al principio, lograste dirigir su interpretación al punto que deseabas. 

2. Personajes

Las grandes historias son aquellas en las que el protagonista pasa por una transformación. Para crear una buena historia, puedes usar los arquetipos de marca, que son:

  •  Inocente. Espontáneo, simple y transparente.
  • Sabio. Amante del aprendizaje y gran pensador.
  • Héroe. Valiente y con el propósito de cambiar al mundo.
  • Rebelde. Inquieto, disruptivo e innovador.
  • Explorador. Aporta desde lo diferente.
  • Mago. Actúa fuera de toda lógica.
  • Persona corriente. Práctico y constante. Aplica métodos que sabe que funcionan.
  • Amante. Sensual, audaz y exclusivo.
  • Bufón. Despreocupado, divertido y con un gran sentido del humor.
  • Cuidador. Nobleza y ayuda son dos palabras que lo describen a la perfección.
  • Creador. Se las ingenia para dejar su huella de manera original.
  • Gobernante. Persuasivo, carismático y líder por excelencia.

 Por último, la representación importa. Con esto quiero decir que, sea el rubro que sea al que te dediques, mostrar la diversidad del mundo actual es importante.

No es una cuestión de modas, sino de inspirar a más personas a que sean protagonistas de la historia.  

3. Trama

Es una de las partes fundamentales de la historia, donde se cuenta qué y cómo suceden los hechos. 

 

Los sentidos son un recurso narrativo que estimula la experiencia sensorial de las personas. Requiere de más atención, por lo que estarán al pendiente de lo que sucede en la historia que cunetas. 

Las emociones también son importantes y se encuentran en el “por qué” de la historia. Es decir, la razón por la cual estás escribiendo,. Ahí está al posibilidad de  interpelar al lector que, también, tiene que sentirse identificado con el por qué. 

Entonces, el trabajo está en unir el resultado que alcanza el héroe debe ser con aquello que tu ofreces. Aquí entra en juego la conexión. 

Este tercer recurso, te ayuda a plantear la historia, pero también te permite conocer qué es lo que necesitan y lo que quiere escuchar tu audiencia. 

Una manera muy útil de lograr esta conexión es apelando a la vulnerabilidad y honestidad. Los grandes protagonistas son humanos y, como tales, cometen errores. Al mostrarte de esta manera, ganas credibilidad.

Es decir, un punto de valor como marca personal es “quitarte todas las máscaras” al momento de contar tu historia. Y esto se ve y se siente por parte de quien te lee o escucha. 

Recomendaciones

Por último, te dejo algunas recomendaciones para que las apliques en todo el proceso de elaboración de una historia:
  • Busca ideas a tu alrededor. Encontrar historias es un proceso, que requiere poner atención al mundo que te rodea. Puedes comenzar con tu propia historia.
  • El personaje principal no puede ser perfecto. Nadie en el mundo ordinario es perfecto, por lo que la imperfección conecta más con la audiencia. Dale algo sobre lo que hablar al mundo. 
  • Crea un ambiente de inconformidad constante. Plantea escenarios donde se pongan en evidencia los defectos del personaje principal. Apela a la duda y a la intriga, para mantener los ojos puestos en la historia.
  • Si usas tu historia para videos, es muy importante el tono y los gestos corporales que acompañan el mensaje. El tono y el énfasis en las palabras colaboran con la entrega correcta del mensaje.

Conclusión

Si piensas que todo el mundo está atento a escucharte o leerte, no estás en lo correcto.  La atención es un recurso valioso que quieren conseguir toda persona que venda algo por internet.

Lo que hace valiosa tu atención es la escasez de ella. Desde que el smartphone apareció en nuestras vidas, el lapso de tiempo que dedicamos a prestar atención disminuyó considerablemente. Para captar la atención de tu audiencia, debes saber cómo escribir.

Otro punto importante a tener en cuenta son las emociones, allí radica el por qué de la historia.

No se venden productos o servicios, sino emociones. Aquellas que conectan con el dolor que tiene tu potencial cliente y que quieren solucionar tal y como lo hizo el protagonista de tu historia. 

Por último, recuerda que una buena historia no es un simple relato, sino aquella que es recordada. 

 

Fecha de última edición: 26 de octubre del 2021

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el rendimiento de nuestros servicios. No se recopila en ningún momento mediante ellas información de carácter personal. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar